martes, 23 de mayo de 2017

El Camino y las Marcas


IMG_4673

Las famosas «Marcas Amarillas» de los Caminos Jacobeos, no son precisamente el CAMINO.

Esto que digo parece una boutade, pero al final de todo este trayecto nos hemos ido conformando como peregrinos y camineros con el paradigma de que  por donde van las marcas ese es el Camino a seguir, y lo hacemos  hasta con seguidista pasión.

Esto viene  a  cuento de que  recorriendo uno de los Caminos y Variantes del Camino Jacobeo a su paso por Villaviciosa, me encontré con uno de esos peregrinos guinnes, que llevaba en su mochila unos cuantos «Caminos», y tras exponerme sus hazañas peregrinas me preguntaba a la altura de San Pedro de Ambás, a donde había llegado procedente de  Sariego, habiendo bajado por la variante de Arbazal, o sea estaba haciendo el camino a  la inversa en dirección al enclave de «Casquita».

Le pregunté si se había perdido , y  el resultado de su peripecia, era que el año anterior había hecho la ruta de la Costa, o sea de los San Salvadores, y se fue a Oviedo por Valdediós, y habiéndole quedado atrás, el ramal de Arbazal, y  el de Gijón, ahora venía haciendo el de León  (La Pulchra Leonina)  y por tanto  pensaba hacer la variante de Gijón, pero para ello necesitaba llegar al enclave de Casquita.

Desde el enclave en que estábamos en el Alto de San pedro de Ambás, le comenté que no tenia mucho sentido  bajar por Camoca hacia Casquita , para luego ir hacia Niévares, y el Alto La Cruz y seguir a Gijón, pues nuestro enclave era perfecto para explicarle la composición de su proyecto dad la gran vista que hay sobre todo el paraje villaviciosino del Camino de Santiago.

Le dije  que me parecía erróneo dada la gran vuelta, todo por asfalto y igual que el acercamiento a Niévares , y que lo ideal era  bajar hacia Conceyeru  cruzando hacia Casares  por La Abellía  y así fácilmente alcanzaría Nievares, pese a mi insistencia, el estaba persuadido de que debía ir al enclave de Casquita  y despues de tocar el mojón irse hacia Nievares.

El itinerario ROJO era el que tendría que hacer  para luego seguir por el MORADO, y yo le planteaba una atajo por el trazado AZUL estando como estaba en el cruce de AMBAS
image

Estas son las cosas que nos hacen confundir la velocidad con el tocino, que dice el refrán, pues el Camino no es el costurón que conforman  las marcas amarillas o los azulejos a lo largo de  la traza jacobea, sino una enseña de lo más adecuado según diversas directrices que en cada lugar se han ido tonando, pues el Camino lo forman los peregrinos y no las marcas, el Camino es un eje amplio  que se ha ido construyendo desde siglos atrás bajo las advocaciones, las devociones, escogiendo los mejores caminos, lo más frescos, los menos peligrosos, lo más confortables, pasando y parando donde se daba bien de comer, y evitando aquellos otros donde se trataba mal a los peregrinos.

Por eso cuando uno transita por los Caminos,  hay que recordar que  las marcas  son para ver por donde circula la traza jacobea que se ha pintado, pero eso no siempre nos lleva a observar y empaparnos de aquello que ha constituido y constituye  parte  esencial y peculiar del Camino.

Sin olvidar que la marcas a veces su ubicación obedecen a estudios históricos sobre la traza primigenia, y en otras pues obedece a muchos otros  considerandos, no hace  mucho escribía sobre como el Camino Primigenio de la Reliquias se perdió en pro de hoy llamado San Salvador que va por Pajares, donde incluso ya hay una variante que se está perdiendo, y que va directamente a Puente de los Fierros, sin pasar por Llanos de Somerón, o el Camino Perdido del que hablé hace dos semanas que de Priesca se iba hacia La Magdalena, Coro y Fuente, con sus tres impresionantes iglesias, frente a la desnudez del Camino canónico que va pro Sebrayu.

A buen seguro que las «marcas» en Valdediós no te llevaran a la parte de atrás del Monasterio, donde en el 37 perdieron la vida hombres y mujeres que lucharon por la libertad.

Eso sin dejar de lado como un bello camino que cruza media España por debajo de la Cordillera Cantábrica , el Camino Olvidado, pues eso ha quedado marginado, y es uno de los caminos más bonitos que  conozco, eso sí «las marcas» no te llevan a los albergues, que hay pocos, sino por tramos impresionantes donde se denotan el paso de ganados y paisanos que han dejado su huella en  los topónimos por donde se pasa.

En fin una larga tarea que queda por delante, para concienciar que el Camino, lo sea os caminos, sea los que sean , no son las Marcas, sino la voluntad de querer ver, vivir y rememorar…

Víctor Guerra

No hay comentarios:

Publicar un comentario