viernes, 30 de junio de 2017

CAMINO PRIMITIVO. 1 ª ETAPA OVIEDO-GRAO. Entre la realidad y el deseo


IMG_4745
Los caminantes del Primitivo (Maki y Victor)

Por fin había llegado el gran día de la partida hacia el Iter Sancti Jacobi   o Camino de Santiago  y hoy llamado por el viaje que hizo Alfonos II  Camino Primitivo.

Aunque mis expectativas para este viaje no estaban creo yo bien definidas, Pero el caso era ponerse en marcha, y así lo hicimos cada uno de nosotros desde nuestros respectivos domicilios, Maki salía de Gijón, y yo desde Villaviciosa, en transporte público y, con la idea de estar a las 9 h. ante la Catedral de Oviedo, canónico punto de partida, sin misa, ni bendición, ya que como caminantes agnósticos, aunque participamos de la estética, el resto digamos que para nosotros es secundario, aunque respetamos todas las creencias y posiciones.

En ese encuentro mañanero nos llevamos la sorpresa al encontrarnos con el amigo biker Javier Riestra, andaba por esa zona esperando nuestra llegada. Toda una alegría.


Oviedo estaba a esas horas desierto de peregrinos y de ambiente peregrino -religioso, y puede parecer hoy una cosa menor, pero hay que decir que Oviedo además de ser el origen de las peregrinaciones debido a la ingente recolección de importantes tesoros que hizo la primigenia realeza astur: Cruz de la Victoria, la de los Ángeles, El Cristo de Nicodemus, los dípticos bizantinos románicos y góticos, la Caja de las Ágatas, el Arca Santa, las reliquias del Santo Sudario, etc

Y una cosa que me llamó la atención por desconocida, es que en el siglo IX, debido a la invasión árabe, vivían en estas latitudes ovetenses hasta 17 obispos: el de Iría Flavia-Santiago; Salamanca y Coria, el de Astorga. el de León, el de Oporto, el de Tuy y Braga y Dumio, el de Lugo, el de Zaragoza, también los de Huesca y Coimbra, Tarazona, y los de Orense y Britonia,

Como se puede ver, Oviedo fue núcleo importante religioso y de peregrinaciones ya y se constata, que en 1571 se refleja en la documentación catedralicia, hubo la edición de 20.000 buletas peregrinatorias.

IMG_4735IMG_4736

De todo esto poco le podía hablar a mi compañero Maki, caminante sempiterno del Camino de «San Miguel» que de Santiago, y más estaba empeñado en buscar un lugar para el desayuno, como para andar contándole lo de los Obispos y sus residencias en Oviedo y periferia

.Por tanto, a la llegada de mi buen amigo Riestra, y tras un saludo y un apretón de manos, nos dirigimos a por nuestra heterodoxa credencial despachada por el organismo público y civil, como es la del Gobierno de Asturias, donde diligenciaron prontamente nuestras flamantes y laicas credenciales para seguir las huellas del Rey Alfonso II El Casto,

En medio de esta operación nos encontramos con una novedad y es que recibimos la llamada de otro amigo biker Iván Menéndez que nos acompañaría en nuestro transitar caminero hasta el Puente de Peñaflor.

Toda una sorpresa, muy agradable, pero, que por no esperada me descuadriculó,. Está claro que no iba centrado

,IMG_4738IMG_4742IMG_4739
Nuestro circunstancial acompañante Ivan Menendez.

Esperamos su llegada, y el residente en el barrio de San Lázaro nos condujo por algunos vericuetos urbanos hasta dar con la senda más rural, que por otro lado nos iría llevando de forma tranquila hasta Grao, aunque mi deseo era dormir en lo que fueron los predios del San Juan de Villapañada, localidad situada por encima de Grao.

Villapaña fue encomienda de los Caballeros Hospitalarios de San Juan de Jerusalén, y yo tenía ilusión por estar en esa ubicación tan importante que había estudiado e investigado en los tiempos en que me dediqué al Templarismo con los profesores Atienza y Alarcón, en Asturias, aunque Villapañada ya no fuera el mismo lugar, pero al menos gozaría de ese entorno.

Pero el viaje se fue desarrollando de otra manera, no diré que relajadamente, pero sí plácidamente, pues las largas piernas de nuestro nuevo acompañante, nos marcó un vivo paso, tan solo roto por las diversas paradas para contemplar los parajes.

El día estaba algo soleado, aunque era más bien neblinoso, por tanto, la mítica cumbre del esoterismo templarista astur el Montsacro, apenas se vislumbraba y apenas si la mole del Aramo, y los zonas por las cuales discurrió nuestro duro Viaje de las Reliquias y Camino Olvidado hacia Santiago del 2015, no  nos eran perceptibles (En este mismo blog tienen el relato de ese viaje)

..Resultado de imagen de Peregrinatio ovetensisResultado de imagen de EL OViedo de los Obispos medievalResultado de imagen de Peregrinatio ovetensis

Quedaría por determinar, aunque mis acompañante pasaban del tema, cuales serían los precisos caminos utilizados para ese viaje al Compostelae… tal y como nos dice la vulgata jacobita, Alfonso II, la cual certifica a este como el primer peregrino que se traslada con su corte hasta Santiago, a «venerar»,l aunque para mi que fue a intentar al menos llevarse, como luego hizo el Obispo Gelmírez las reliquias de la Catedral de Braga, ante el propio Obispo de la zona, o por los menos, creo yo que El «Casto» debió intentar ligar tal hecho, la aparición del sepulcro, con la sede ovetense, con la intención de hacer de su «Camino Primitivo,« un camino de la fe, la razón, de la unidad» aunque fuera a uña de caballo, que fue lo que salió.

Y así nos fuimos nosotros, liando camino adelante desde El Caleyu hasta la capillita del Carmen, en Lampaxua, donde se impuso una paradita, pues no en vano a pesar de la ligereza de las mochilas, estaba claro que los 9 kg con los que cargamos cada uno, eran excesivos, y eso imponía un ritmo y más dada la flojera que cada uno traía de casa.

IMG_4746IMG_4747

De Lampaxua a Loriana fue un paseo, aunque la cuestecita de marras hasta el conjunto que forma la casa del pintor Ricardo Mojardín, la iglesia, y el lavadero, se hizo de rogar, y nos obligó al primer sorbo de agua de la etapa, para cuyo menester llevábamos la taza de aluminio a modo de la vieja concha jacobea, que en otros Caminos no fue de gran utilidad., y en esta ocasión las fuentes escasas, mucha sequía, y mucha fuente abandonada.

Desde aquí pendiente abajo hacia La Bolguina, donde debería imponerse un descanso, pero dado que ha habíamos parado en Lloriana y queríamos hacer una parada en Casa Concha en Escamplero, pues seguimos de largo por la AS-232 hasta el desvío que nos bajó por un viejo sendero hacia la vega del río Nora, y que tantas delicias nos presta en las rutas de BTT pero ahora subir al portatón de Los Quintos, y colocarse luego por asfalto en la Venta de Escamplero, nos costó lo suyo, y nos fue dando la pauta de nuestro estado físico, y lo que nos esperaba.

.IMG_4748

Por mi parte, andaba algo flojo, y con miedo, pues estrenaba calzado, las famosas sandalias Keen Newport H2 , cómodas a más no poder,  y de las que fui disfrutando en cada momento  y apoyado en mi caña de bambú, ligera y robusta, fui tirando de la mochila que me iba pesando un quintal aunque la conversa con Iván me distraía del peso que iba arrastrando.

Y lo cierto que pese a todo , me di cuanta de nuevo del error de peso, en partes entre Maki y yo nos dishicimos de unos 6 kg de peso extra, también es cierto que esperábamos dormir al raso alguna que otra noche, pero el cansancio de Maki no lo hizo posible, tan solo yo en el Monte del Gozo, dormí al raso.

Iremos aprendiendo la lección, aunque siempre repito estos mismos errores.

1008399_P_PDP

Para encima en algunos momentos sentía una vieja molestia de una bursitis a la altura del peroné. Empezábamos bien. Maki como va dopado no tiene ningún problema aparente, “paso ligero y vista al frente» y con su faja para dolencias de columna y la infame cantidad de fármacos, tira millas que libras.

En la Venta de Escamplero con unos 13 km realizados, bien se merecía una cervecita, pero no pudo ser pues Casa Concha estaba de cierre, por tanto, nos quedamos con las ganas. Un poco más adelante paramos en una tienda y ya nos comunicaron que por delante iba toda una tropa que hacía ya sus buenas horas que habían pasado.

IMG_4754IMG_4752IMG_4756

Primera noticia, que nos puso los pelos como escarpias, pues la zona no está muy generosa de albergues, al menos dentro del esquema «turistizado» de etapas.

Seguimos pues nuestro camino hasta Valsera, que según se dice no pasaba «ningún camino antiguo de la fé o camino francés» y donde se impuso una solemne parada, para dar cuenta de los condumios de Ezequiel, o sea chorizo y salchichón, y un viejo queso de oveja, regado con vino de bota y algo de agua fresca que nos ofreció el bello emplazamiento de la ermita de Valsera.

Desde este enclave nos fuimos metiendo en entonos más ruralizados a partir de La Razaba hasta las cercanías de Premoño, donde compartimos trazado con el PR-AS 1717 por sendas hasta La Fuente, que como las marcas nos llevaron hasta las termas de Premoño, pues seguimos nuestro andar pisando de nuevo otro tramo asfaltado, supongo que los restos del antiguo hospital de Sana Ana estarían a la par de la Capilla de Santa Ana, que muy pragmáticos los hospitaleros, la estancia queda reducida 24 horas de cama , luz y lumbre ..

Seguimos hasta Puerna, donde ya entramos en los predios del río Nalón y así hasta Laracha, cuya traza sigue el viejo «camino francés»

Lo cierto es que ante la vista de estas sendas y lo inundable del Nalón, estos me supongo que no fueran los recorridos exactos del Rey Alfonso II

, IMG_4759IMG_4762

Una cosa curiosa, porque no he podido leer en detalle su recorrido, y mucho me supongo, que al Rey Casto no le habría hecho la pifia del Molin de los Quintos, que por muy guapo que sea el entorno, el desnivel que se pierde y que luego hay que ganar, para quedar unos metros más adelante, es algo de bobos, por muy Casto que fuese el rey, esto no le afectaría a la inteligencia.

Además, en aquellos tiempos se miraba con esmero los desniveles, dado que en ellos iba la resistencia y durabilidad de los animales que por tales trazados transitaban.

Antes de cruzar el Puente Peñaflor, duro escenario de encontronazos guerreros, y hoy paradigma de escenarios betetistas, se impuso en Casa Aurina, contemplando entre la Peña del Viso y la del Viento, un refresco que también aprovechamos para despedir a nuestro ilustre acompañante que cogía la RENFE en Peñaflor, y por aquello de las rememoraciones recordamos la «francesada» por estas tierras, que dicen dejo pasados a cuchillo a más de 100 prisioneros.

Para nosotros, para Maki y para mí, quedaba atravesar las interminables Vegas de Grado, que dada la calorina se hicieron interminables lo cual me hizo desistir de subir a San Juan de Villapañada, que hubiera sido una buena opción de saber que lo que nos esperaba.

.IMG_4764IMG_4766

En el recoleto Albergue público de Grado, (Pequeño a todas luces) no había plaza, estaba todo a tope, aunque eso no me lo explicó la hospitalera, ya que esta no hablaba español, sino inglés.

Increíble, y eso nos pasa en España, con un accidental traductor, esta como alternativa nos ofrecía una cama matrimonial para dos personas a 32 Euros la noche en una casa de aldea, o irnos hasta el Hostal Auto Bar, que nos despacharon hacia un piso patera, con muebles al uso de casa doméstica, figuritas y fotos familiares incluidas, y a 35 E por la habitación de dos camas. ¡Empezamos bien ¡

IMG_4770IMG_4768

Muy amables los «moscones regentes del establecimiento» nos ofrecían muy obsequiosos, un menú nocturno de Peregrino, que ya la publicidad por el tránsito suponía el desembolso de 15 Euros.

Por mi parte, tras unos bocados a las vituallas que portábamos y de las cuales dimos cuenta en la habitación del piso patera, preferí irme a ver a mis amigas de la Pastelería Pastur y tomar un amplio chocolate, las cuales me ofrecieon un buen tazón con dos pasteles de nuez y avellana, que me vinieron como dios, tras haber dado los debidos tientos a parte de los condumios que portábamos.

DSCN0404 P1080099

Lo de San Juan de Villapañada, no fue posible, el cansancio era notable no en vano habíamos cubierto unos 28 km. y 536 mts. de ascensión, con una media de unos 4, 6km/hora, con 2 horas largas de parada, Eso sí muy lejos de nuestros récords en el 2015, pero también éramos más jóvenes.

Lo que no sabíamos era lo que se nos venía encima, y tampoco se me ocurrió coger un taxi y subir a Villapañada, y de este modo romper el bucle en que nos iba a ver envueltos durante casi todo el periplo romero.

En fín, nos desembarazamos de nuestras indumentarias reglamentarias, Maki de camuflaje total, y yo de “peregrino a medio usanza de sombrero vaqueiro , como mandan los cánones”, y tras las consiguientes refriegas y «tomas pastilleras» nos fuimos a la piltra esperando un día mejor.

Víctor Guerra

6 comentarios:

  1. Entre el Escamplero y Grado hay algún otro alojamiento?Gracias y Buen Camino

    ResponderEliminar
  2. Hola, 2 pares de botas. Aparte del Albergue de Escamplero, y luego el de Grado, ambos pequeños, no creo que haya nada nuevo, salvo algunas dispersas Casas de Aldea, pero en general son zona con poca presencia de este tipo de alojamientos, ya que son la zona periurbana de Oviedo, Las Regueras que sería el concejo que atravesarías entre Oviedo y Grado, en su pagina web del Ayuntamiento no indica que haya alojamiento. Aunque ya sabes que la cosa es cambiante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias.Tenemos pensado hacer San Salvador en Septiembre y como no son excesivos días pensábamos también hacer un par de etapas del Primitivo y estamos mirando información.Un saludo.

      Eliminar
  3. Podrías dormir en Escamplero que es cerca de Oviedo, aunque yo de hacer un par de etapas haría la de Salas- TIneo y TIneo POla de Allande que son muy bonitas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias pero queríamos seguir en orden desde Oviedo y hacer un par de etapas de unos 20-25 kms cada día.Un saludo

      Eliminar
  4. Puedes dormir en Grado o bien en el Albergue (pequeño) y sino pensión Auto Bar y en ultimo caso volver en tren desde Garo en tren a Oviedo, y al dia siguiente en tren a Grado, tarda poco y buenas combinaciones, y en Salas hay albergues nuevos. En todo caso me puedes escribir a victor.guerra@gmail.com y hablamos

    ResponderEliminar